Sincronizando la productividad y el compromiso

¿Sabías que los empleados que ponen en práctica sus fortalezas diariamente son un 8 por ciento más productivos y 6 veces más comprometidos ? ¿O que la sobrecarga de trabajo puede reducir la productividad en un 68 por ciento cuando los empleados sienten que no tienen suficiente tiempo en el día para completar sus tareas?

La productividad es la fuerza motriz del alto rendimiento, sin embargo, aunque tiene fuertes vínculos con el compromiso de los empleados, en realidad tienen entidad propia. Enfocarse en uno e ignorar al otro generalmente no garantiza resultados efectivos. Veamos algunas estrategias de productividad de los empleados para que la productividad y el compromiso de sus empleados estén sincronizados y se complementen entre sí.

  • Vigila la presencia de situaciones desmotivantes como: personalidades abrasivas, entornos de trabajo incómodos, ausencia de oportunidades de crecimiento, etc.
  • Pruebe un enfoque de gamificación a la motivación y premia el excelente desempeño: tablas de clasificación, competencia amistosa, recompensas para los mejores jugadores, etc.
  • Establece metas retadoras, promueve nuevas ideas para alcanzar los objetivos y  proporcionar comentarios y reconocimientos tanto individuales como a los equipos.
  • Proporcionar oportunidades de desarrollo de habilidades y nuevos aprendizajes. Incorpóralos a proyectos en áreas distintas a su experticia. Promueve el aprendizaje colaborativo.
  • Comunicarse de manera honesta, efectiva y eficiente.

Y, finalmente, tómate un descanso. Probablemente estés pensando, ¿cómo puedo hacer cualquier trabajo si no estoy en la oficina? Piensa en la indicador que mencionamos anteriormente sobre los peligros de la sobrecarga de trabajo. Un par de horas fuera de la oficina seguidas por un trabajo productivo es más efectivo a largo plazo que estar en la oficina, agobiado por una carga de trabajo excesiva.

Los empleados no comprometidos activamente le cuestan al mercado laboral  millones de euros al año en pérdida de productividad. No permitas que tu compañía se sume a ese total: aumente la productividad por el bien de sus empleados y de su compañía.

Deja un comentario