¿Por qué conocerse a uno mismo cuando iniciamos un emprendimiento?

Podemos responder a esta interrogante desde distintas perspectivas, nosotros la abordaremos desde los aportes que la Psicología Cognitiva ha incorporado en la comprensión de los elementos claves que apoyan los procesos de emprendimiento.

 

La literatura aporta inicialmente conceptos tales como autoconocimiento y autoconciencia como fundamentales en los procesos de conocerse a sí mismo o autopercepción. La contribución de dicho conocimiento en la identificación de los rasgos personales, las motivaciones y las capacidades para aprender, razonar, resolver problemas de manera exitosa e innovadora constituyen elementos fundamentales que sirven de base en la determinación y/o conciencia de nuestras fortalezas y debilidades, nuestros deseos y nuestros miedos. También nos aporta información valiosa acerca de cómo enfrentar situaciones de incertidumbre y presión, cómo hacer frente a las relaciones interpersonales y cuáles son nuestras características como líderes, todos estos fundamentales para predecir el éxito en las iniciativas que nos planteemos.

 

Entonces ¿Cómo pueden las personas mejorar su autoconocimiento?

 

Lo primero, tomar la decisión de querer auto conocerse. Hoy en día existen muchas formas de conseguir información acerca de nuestras habilidades, características, de nuestros talentos, pero lo importante es poder analizar esta información a la luz de lo que queremos abordar.

 

Si estás pensando en emprender tu propio negocio, lo ideal es que conozcas qué es lo que ha hecho exitosas a otras personas que han emprendido, cuáles son sus cualidades, sus retos personales, cómo los han trabajado y a partir de allí que puedas a modo de “benchmark” compararte para que veas en qué aspectos te asemejas y cuáles son las áreas de potencial desarrollo. De esta manera tendrás el “cuadro completo” y podrás actuar con base sólida en tu crecimiento como emprendedor.

 

La invitación es a que te asesores con expertos en desarrollo humano, busques orientación en el auto conocimiento y traces tu “hoja de ruta”. Así como buscas asesoramiento en la parte legal de tu proyecto, asesoramiento en la parte financiera, de negocio (viabilidad), puedes también conocer tus fortalezas y áreas de oportunidad a nivel personal y accionar con base a un plan acorde a tu perfil.

 

Desde la perspectiva técnica, te podemos aportar que existen métodos de alto valor predictivo testeadas en emprendedores de éxito capaces de ofrecer información objetiva y fiable acerca de las capacidades, rasgos y motivaciones personales.

 

Recuerda que tú eres la pieza principal de tu proyecto

 

Deja un comentario