El Engagement en los Millennials

A continuación te compartimos dos estrategias para reforzar la cultura de compromiso de tus jóvenes generaciones dentro de tu organización:  

  • Las generaciones más jóvenes tienen una ética de trabajo más relajada. Los millennials no se identifican de una manera definitiva con sus puestos de trabajo, lo que puede ser percibido como una falta de eficiencia. Muéstrales cómo encaja su empleo dentro de su estilo de vida y verás mucho más compromiso. La adecuación con la cultura es algo que puedes medir con herramientas de assessment antes de contratar y asegúrate de que los objetivos de tus empleados, se alinean con los valores de la organización. 
  • Se dice que los millennials no valoran la experiencia, sin embargo contrariamente a la creencia popular, la nueva fuerza laboral se nutre de la experiencia. Esta generación, y tal vez como resultado de entrar como fuerza laboral en una economía difícil, está preparada y lista para crecer, desarrollarse y obtener algunas habilidades valiosas en su trayectoria. Puedes comprometerlos haciéndolos partícipes de acuerdo con sus intereses, enséñales nuevas habilidades y verás cómo respetarán a quienes tienen más experiencia en la gestión de la organización. 

Las generaciones más jóvenes tienen nuevas ideas y opiniones sobre los principios empresariales considerados como “más antiguos y sacrosantos” (la semana laboral de 40 horas, el trabajo desde casa, las técnicas profesionales contra las técnicas de marketing modernas y muchas otras). Hazles ver estas ideas pero con respeto, considérales con honestidad y responde de una manera que resalte sus valores. Los  empleados que actualmente te ponen a prueba desafiando los métodos de trabajo, no serán los últimos que lo hagan. No hay razón para no tener una respuesta inteligente y sopesada a estos temas comunes. 

 

Un comentario
  • Ricardo Ranalli

    No solo hay un cambio generacional. También hay un cambio de paradigma importante en las estructuras organizacionales.

    Creo que vamos hacia una atomización y mayor independencia del trabajo y eso se ve reflejado en las actitudes. Los chicos saben que valen y que hay un sitio para ellos en la nueva economía, por eso están menos dispuestos a tolerar situaciones contrarias a sus ideales.

Deja un comentario