El compromiso es fundamental para conseguir un equipo feliz, saludable y exitoso.

Un empleado comprometido típico exhibe cuatro signos reveladores: entusiasmo, inspiración, empoderamiento y confianza. Asegúrate de que tus empleados muestren estos signos implementando las siguientes prácticas:

  • Procura un ambiente de trabajo basado en la inclusión y en la generación de igualdad de oportunidades, donde la discriminación no tiene cabida.
  • Crea un contrato social positivo y orientado a objetivos. Inspira confianza. Que la declaración de misión sea clara. Si ésta es demasiado compleja, puede ser difícil para el equipo conectarse con ella y sentirse motivado por ella. Llévala a la práctica simplificándola y conectándola al trabajo diario de los empleados. Adapta la misión de la empresa a la función específica de cada equipo».
  • Se interactivo y anima la cultura de la colaboración y participación positiva. Los empleados deben interactuar entre sí no solo para compartir creatividad e ideas, sino también como un estímulo personal para continuar el día a día. Fomenta  las relaciones positivas entre compañeros de trabajo. Las personas necesitan interacción social para mantenerse interesadas. Asegúrate que el espacio de trabajo esté diseñado para facilitar la interacción y la colaboración.
  • Implementa la formación y el desarrollo. Los empleados desean contar con oportunidades para crecer, aprender y desarrollarse dentro de la organización; ya sea que ofrezcas capacitación interna, envíes miembros del equipo a seminarios o a cursos abiertos en línea, no será desapercibido el brindarles la oportunidad de formación y desarrollo.
  • Ofrece las recompensas adecuadas, los empleados han de sentirse valorados y reconocidos
  • Fomenta la creatividad de abajo hacia arriba. La creatividad no puede ser exigida. Los empleados necesitan la libertad de cultivar su creatividad y presentársela al equipo y compañeros.
  • Opera con transparencia. Si los empleados no están incluidos en la información de la compañía, pueden sentirse despreciados e innecesarios, elementos importantes contra el compromiso de los empleados. Mantén  líneas de comunicación abiertas y honestas con el equipo. Cuanto más entienden a la organización, más pueden invertir en ella y ayudarla.
  • Apoya la conciliación entre la vida laboral y personal. Implanta la flexibilidad.

La participación de los empleados es una necesidad para una fuerza laboral feliz, saludable y exitosa. Los empleados comprometidos utilizan su talento y ofrecen lo mejor de sí mismos, así que haz lo que sea necesario para que tu equipo esté allí.

Deja un comentario