Conectar Inteligencias

Conectar es unir, al desarrollo de la capacidad intelectual de los últimos tiempos podemos ahora unir la inteligencia del cuerpo, las emociones y de la intuición. Se trata de aumentar la capacidad de estar conectado como cuando una gran orquesta funde sus sonidos para crear melodías sublimes. Estar en contacto con uno mismo permite mantener la calma y la fuerza interior.

Tender un puente de comunicación hacia el interior es el único camino hacia la sabiduría con la que necesitamos manejarnos por la vida. Cambia el foco de atención,  el protagonista eres tú sintoniza con todo un mundo de universos internos por descubrir, tan apasionantes y retadores como los que has descubierto andando por la vida. 

Susan Cain, autora del libro Quiet: The Power of Introverts in a World That Can’t Stop Talking, defiende a ultranza la riqueza creativa que surge de la soledad y reivindica, por el bien de todos, la práctica de la introversión.

La soledad, un espacio para indagar qué es esencial para nosotros.

¿Quién elige donde prestas atención? ¿De verdad eres tú?

Consejo: deja de ignorar información, deja de evitar esa conversación pendiente contigo mismo. recuerda lo que quieres lograr y no te conformes, sabes que lo interesante está por descubrir.

Recomendación: Conviértete en un explorador aventurero para no perder la ilusión, sabes que todo lo que has hecho no ha sido tan dramático como anticipabas y recuerda que el tránsito de las emociones desagradables son también el paso para aspirar a ganar.

Descubre tu propia ingeniería interior, rompe las barreras invisibles del miedo y la ignorancia, no te conformes con una vida heredada. Construye la única vida que puedes construir,  la tuya.

“Para mí la soledad representa la ocasión de revisar nuestra gestión, de proyectar el futuro y evaluar la calidad de los vínculos que hemos construido. Es un espacio para llevar a cabo una auditoria existencial e indagar qué es esencial para nosotros más allá de las exigencias del entorno social”, asegura el filósofo Francesc Torralba, autor de El arte de estar solo (Ed. Milenio) y director de la cátedra Ethos de la Universidad Ramon Llull. En soledad dejamos ese espacio en blanco para escuchar sin interferencias lo que sentimos y necesitamos

 

 

 

 

Deja un comentario